¿En qué consiste una FIV?

 En Desde el principio

Hola!

Bueno, pues ya volvemos a la normalidad y retomaré el publicar los domingos-lunes cada semana.

En esta entrada, como os prometí, os voy a explicar en qué consiste un tratamiento de Fecundación In Vitro (FIV). Lo voy a contar según la información que me han dado a mí para mi tratamiento. Más o menos son así todos los tratamientos, aunque luego se adaptará a cada mujer dependiendo de sus circunstancias. También quería recordar que no soy médico ni ninguna especialista en esto, por lo que pido perdón si algo no está bien explicado.

  • Primer paso: es algo que no lo hacen todas las pacientes, pero por ejemplo yo sí que lo hice, y es simplemente tomar durante unos días la píldora. Parece contradictorio porque la píldora es para evitar el embarazo (justo lo que NO queremos, pero con esto se consigue un crecimiento más uniforme de los óvulos cuando se empiece con el tratamiento, es decir, que no haya unos que crezcan mucho y otros que no. Una vez que se acaba el ciclo y te baja la regla, se va a consulta, te hacen una ecografía y análisis, y si va todo bien, se pasa al siguiente paso.
  • Segundo paso: Estimulación ovárica. El objetivo de este paso es obtener el mayor número de óvulos posible. Las mujeres normalmente ovulamos solo uno en los ciclos, pero con el tratamiento se pretende obtener varios para tener más posibilidades. Para ello, la mujer se tiene que inyectar unos fármacos durante unos días. Lo puede hacer en su casa y normalmente se hace en la tripa. Durante los días en los que se va pinchando, se acude a consulta y el médico controla el crecimiento de los folículos (que es como la envoltura de los óvulos). Cuando se ve que ya tienen un crecimiento adecuado, la mujer se inyecta un fármaco determinado para que terminen de madurar y se fija el día para la extracción de los óvulos. Esta medicación a veces produce el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica que puede causar diferentes problemas.
  • Tercer paso: Punción ovárica. Para ello es necesario sedación general y se hace por vía vaginal con ayuda de un ecógrafo. No dura mucho tiempo. En ese mismo momento, al hombre se le indica la hora exacta a la que tiene que entregar su semen. Una vez tengan en el laboratorio los óvulos y el semen, se pueden hacer dos cosas:Se ponen los óvulos y los espermatozoides juntos y se espera a que se fecunden por ellos mismos.Se “escoge” al mejor/es espermatozoide/s y se inyecta directamente en el ovocito. Esto se llama Inyección Intracitoplasmática (ICSI). En cualquier caso, los óvulos se examinan entre las 16/18 horas después de la inseminación para comprobar si ha existido fecundación. Una vez comprobado se llama a la pareja para informarles de si ha habido fecundación, cuántos óvulos han sido fecundados, y en el caso de ser fecundados, cuándo tiene que ir la pareja al siguiente paso. Puede pasar que aunque haya habido fecundación, los ovocitos fecundados no evolucionen más y no puedan llegar al siguiente paso.
  • Cuarto paso: Transferencia de los embriones. Suele ser 2 o 3 días después de la punción, aunque puede variar dependiendo de cada caso. Para esto no hace falta anestesia. Previamente, en la firma de los consentimientos, se decide el número de embriones que quieres que te transfieran. Por ley, no pueden ser más de 3. La transferencia consiste simplemente en introducir al embrión o embriones fecundados en el útero. Desde la punción y hasta que el médico indique, la mujer tendrá que tomar progesterona que normalmente es por vía vaginal. Esta medicación es lo que el cuerpo de la mujer produce cuando se queda embarazada de forma natural para favorecer que el embrión se implante en el útero. La transferencia no dura nada y te puedes ir a casa a los 15 minutos. Te mandan reposo absoluto 48 horas y después vida “normal” hasta el último paso. Si han sobrado embriones, podrán ser criopreservados, es decir, congelados.
  • Quinto paso: a los 15 días de la transferencia te hacen un análisis para comprobar si estás embarazada o no. Y a partir de aquí si hay suerte a seguir los pasos que te indique el ginecólogo que normalmente son los mismos que un embarazo normal. Lo único que te hacen otra ecografía a los 15 días de control para ver si todo sigue evolucionando bien. Y si no ha habido suerte… a seguir…

Hasta aquí lo que es una FIV. Si hay algo que no he explicado bien o tenéis alguna duda, preguntar todo lo que queráis que si lo sé, lo responderé con muchísimo gusto.

En la siguiente entrada, os contaré mi experiencia personal con la primera FIV.

Hasta pronto!

Otros artículos de interés

Comentar

Start typing and press Enter to search